Sobre... Francisco Morales Izquierdo. Año 2015

Serie Minor                 n.º 9

                           

La Iconografía jacobea en la diócesis salmantina, recoge un repertorio rico y muy variado de imágenes de Santiago que vienen a enriquecer el Arte Salmantino. Se trata de un inventario y catálogo de más de un largo centenar de imágenes, bien sean esculturas o pinturas, que el autor ha estudiado y fotografiado recorriendo las iglesias de nuestros pueblos y las de la capital en una labor que solo su amor por el tema le ha permitido afrontar con éxito, recogiendo al final una extensa bibliografía para avalar y apoyar sus dataciones.

  El Santiago Apóstol peregrino, con su iconografía característica, aparece ya desde el mundo románico, con bordón o bastón largo, con esclavina, túnica corta y libro en la mano, para identificarle con el Apóstol del Nuevo Testamento, gorro de ala ancha con vieira en el frente, seguramente inspirándose en la imagen del propio Apóstol que recibe al peregrino al llegar a la Catedral de Santiago o quizá en la que ilustra el folio no 2 de la copia del Calixtino de la Universidad de Salamanca. Es difícil precisar donde surge el modelo, pero resulta evidente que la transmisión y difusión del mismo fue general a toda Europa, con los estílenlas propios de artista o escuela pero respetando los motivos iconográficos que quedaban definidos en las imágenes de la catedral Santiaguesa.

  La figura del Santiago peregrino se complementa con la de Santiago en la Batalla de Clavijo, momento en que surge la iconografía del Miles Christi por su intervención milagrosa que inclinó la victoria del lado de los ejércitos cristianos de Ramiro I. El modelo se origina a partir de 1326, momento en que se inicia la copia de Tumbo B de la Catedral de Santiago, donde por primera vez vemos la figura del Apóstol auxiliando a los ejércitos cristianos, que se repetirá y difundirá hasta bien entrado el siglo XIX siendo la primera vez que se asocia la imagen ecuestre del Apóstol a la del Miles Christi, ins-cripción que figura a los pies de la miniatura. Es cierto que la imagen del Santiago ecuestre la veremos también en el manuscrito 2631, la copia del Códice Calixtino que se conserva en la biblioteca de la Universidad de Salamanca, con el fondo tachonado de vieiras.

                


        

   

Comentarios 0

Escribe un comentario

Subir